Círculo de lectura, lunes 22 de febrero

El lunes 22 de febrero de 2016,  a las 6:30 pm, continúa nuestra lectura del colombiano Rafael Baena en su novela “La guerra perdida del indio Lorenzo”.

Retomaremos a partir de la página 142.

En entrevista con el diario El Espectador, Baena habló sobre el protagonista de esta novela:

¿Cómo descubrió a Victoriano Lorenzo? ¿Qué le atrae de estos personajes que la historia “dejó a un lado?

Lo descubrí cuando investigaba sobre la Guerra de los Mil Días. Mientras en casi todo el país los liberales, atomizados en guerrillas, eran golpeados severamente por las tropas del gobierno, un general indio peleó invicto en el departamento de Panamá, pero tras plegarse a los términos del tratado firmado a bordo del USS Wisconsin lo acusaron de haber cometido crímenes ajenos al combate propiamente dicho. Hubo algunas protestas por parte de algunos dirigentes, pero lo cierto es que a muy pocos les importó la suerte de un hombre que, entre otras cosas, podía convertirse en un obstáculo para la componenda de entregar a los gringos el contrato del canal. Lo fusilaron, claro. Y nuestra memoria nacional barrió esa vergüenza bajo la alfombra.

Los ejemplos de tales personajes ocultos abundan, las zonas oscuras de la historia proveen de material de trabajo a los novelistas y sin duda constituyen un recurso al que frecuentemente se acude cuando se intenta hacer literatura, no historiografía. El anonimato es entonces una inagotable y tentadora fuente de temas narrativos. Y también hay personajes que, sin ser tan anónimos, están tan poco biografiados que otorgan gran libertad a la hora de narrar, como es el caso del coronel Juan José Rondón, de Vuelvan caras, carajo, del que apenas se sabe que estuvo en tales y tales batallas. No era general y era negro, y eso quizás explica los pocos registros que hay de su vida”.

Anuncios