Pregunte al librero por: ‘Qué raro que me llame Federico’ de Yolanda Reyes:

federico

«Yolanda Reyes, desde unas perspectivas que asombran por su intuición del otro, hurga en la herida del problema de la filiación, del abandono y de una de las decisiones más trascendentales que alguien puede tomar: la de adoptar un hijo».
Piedad Bonnett

Belén es una editora madrileña que siente el deseo profundo de ser mamá, y que tras varios intentos fallidos por quedar embarazada opta por el camino de la adopción. Esta es la historia de esa decisión y del proceso complejo y valiente mediante el cual va construyendo su maternidad. Es, también, la historia de su hijo Federico, un joven fotógrafo que con el pretexto de un proyecto artístico regresa a Colombia para rastrear sus orígenes y entender mejor quién es. Yes la historia de ambos, de una madre y un hijo que a través de sus búsquedas aisladas estrechan un vínculo que demuestra ir más allá de lo biológico. 

 «Una mujer que acaba de conocer a su hijo busca en una librería de Bogotá unos versos de Federico García Lorca. Necesita justificar un cambio de nombre. El pulso narrativo de Yolanda Reyes nos conduce en esta novela por la historia de una adopción y por los laberintos de lo que significa decir yo soy. Los sentimientos a veces se cruzan como aviones que vuelan en dirección contraria. Certera, inteligente, dueña de una sensibilidad trabajada, Yolanda Reyes nos expone a esa frontera de amor y extranjería que hay en todos nosotros». 

Anuncios